Mesa 1: Profesionalización Docente

Mejorar la calidad de la educación pública, constituye un pilar fundamental para la superación de la pobreza y el crecimiento económico de cualquier país. En este contexto, las políticas encaminadas a mejorar la calidad de la docencia se encuentran en el sendero más prometedor, dada la importancia que tienen los docentes sobre los resultados académicos de los escolares y parte esencial de la reforma educativa.

La educación es un proceso complejo, determinado por un amplio espectro de factores internos a la escuela y externos a ella. No obstante, existe un consenso entre los expertos en la materia sobre relevancia de la labor del profesor y en cómo su efectividad es el elemento primordial a la hora de evaluar los resultados académicos de los estudiantes. El cumplimiento de la obligación de ofrecer una educación de alto nivel formativo requiere que el acceso de los maestros al sistema público, su promoción y permanencia se realicen a través de procedimientos idóneos en relación con los fines de la educación. Bajo este objetivo el Ejecutivo Federal presenta en materia de educación la Ley General del Servicio Profesional Docente, como parte de las Leyes Reglamentarias de la reforma educativa, con la que se crea el Servicio Profesional Docente.

 

En este escenario se desarrolla el Foro: Corresponsabilidad del Estado, maestros, padres de familia y alumnos, promovido por el Congreso del Estado a través de la Comisión de Educación de la LX Legislatura, cuyo objetivo es recoger la visión al respecto de los participantes y conocer sus propuestas relacionadas con el tema en cuestión. Enseguida se describen los resultados obtenidos, con base en la sistematización de las ponencias expuestas en cada mesa de trabajo.

En esta temática, tanto los actores educativos como los sujetos sociales involucrados, refieren las tensiones que se generan en los procesos de formación continua, identificándose como problemas relativos a la Profesionalización docente, a la Permanencia, Aspectos laborales y Derechos laborales, que se citan textualmente.

  1. La estructura escolar del sistema educativo de educación básica gravita en espacios en donde el Estado no se ha hecho cargo, con excepción del pago estricto  de los salarios docentes y los libros de texto gratuito en primaria. Ante esta situación, han sido las comunidades de padres de familia las que bajo la cobertura de las direcciones de las escuelas, han intentado cubrir históricamente esa necesidad
  2. Los problemas demográficos y sociales hacen inviable un ejercicio profesional pleno y completo de la labor profesional. En el caso de la Escuela, los docentes no pueden por lo tanto hacerse cargo de los resultados escolares de sus alumnos. Los escolares, tanto por su condición, como por su número, rebasan regularmente la capacidad y rendimiento escolar del profesor. El ejercicio de las doble plaza, en donde el docente para mejorar sus percepciones, tiene que trabajar doble turno.
  3. La formación académica y ejercicio de los docentes están concebidos bajo un formato de evaluación sistemática, lo que los convierte en los profesionales más evaluados de México.
  4. Los problemas relativos a su capacitación y actualización  permanente, han sido responsabilidad del Estado y del sindicato,  resultando como es bien sabido una pésima estrategia en este campo, distinguiéndose por su improvisación,  precariedad, simulación y superficialidad.
  5. Carrera magisterial ha sido un programa que si bien ha reconocido y por lo tanto otorgado mejoras a los emolumentos de un sector importante de docentes, su aplicación ha estado siempre influenciada por maniobras extra-académicas, tanto de parte del sistema educativo como por el SNTE.
  6. Existe una clara violación al artículo 4° constitucional y el mismo artículo pero de la Ley de la Comisión de Derechos Humanos, que cita de la presunción de violación de derechos humanos en la modalidad de omisión de naturaleza administrativa,
  7. La formación continua que nos brinda el Estado, han estado ligadas perversamente al único sistema de compensación salarial que tenemos, esto es, a Carrera Magisterial. De dice perversamente porque desde que una formación está condicionada a una verdadera “carrera”, se puede suponer que la participación en la formación no está regulada completamente a través del componente volitivo, que como sabemos es indispensable para lograr aprendizajes y para llevar los cambios a las aulas. La participación en Carrera Magisterial y la formación continua no es obligatoria, pero se reconoce que su fin último se ha pervertido por mecanismos de regulación salarial que el Estado ha impuesto.
  8. La formación debe estar condicionada, debe ser premiada o castigada; debe ir acompañada de la afectación de otras condiciones como salario y ahora con nuestra permanencia, pero no por ello hay que hacer caso omiso que la formación continua y sobre todo, el poderla concretar en nuestra labor, daría mejores resultados si se viera a los maestros como sujetos con poder de decisión sobre cuándo y a través de qué medios pueden concretar su formación continua, y si a la par se afectan otras condiciones no salariales.
  9. La concreción de la actualización, específicamente con la manera operativa de llevarla a cabo como ha sido siempre el modelo de “cascada”, no ha dado los mejores resultados. 
  10. 10.  Falta de rigurosidad en la ejecución y mecanismos de evaluación de los programas de actualización y de los participantes en él.
  11. 11.  La evaluación docente no considera las condiciones de trabajo, las condiciones de nuestros alumnos, el crecimiento poblacional, la pobreza, la falta de equidad.
  12. 12.  La Dirección de Psicopedagogía ha encontrado que el porcentaje de prevalencia de maestros afectados en alguna dimensión del síndrome de Burnout, es semejante al porcentaje de docentes que se ven involucrados en situaciones laborales  que en algunas ocasiones no son comprendidas en su justa dimensión, por lo tanto no atendidas  y que obliga a los docentes  a continuar realizando sus labores cotidianas en las escuelas, en el grupo, en condiciones precarias  de salud  física y mental,  que lo pueden conducir a perder el trabajo o permanecer  en una situación de desgaste continuo.
  13. 13.  Existe un vacío legal para la atención de los docentes que padecen el síndrome de Burnout, pues en nuestro país no es considerado una patología laboral, por lo que se subregistra diagnosticándolo por similitud con otras patologías, esto trae como consecuencia que los docentes no sean detectados y atendidos a tiempo en las  instituciones de salud de primer nivel (medicina familiar) y lleguen a un tercer  nivel de atención, por ej. Psiquiatría, con secuelas irreversibles o ser confinados en instituciones psiquiátricas.
  14. 14.  Otra dimensión de nuestro problema educativo lo representa la legislación vigente que –con excepción del artículo tercero constitucional- en ocasiones es obsoleto y a veces contradictoria e inoperante.
  15. 15.  La profesión docente, es una profesión de alto riesgo en cuanto a salud mental, emocional, y vincular se refiere, que genera un sufrimiento psíquico y vincular importante, lo que en la era actual lastima la identidad profesional del docente y repercute en la calidad de su práctica profesional y en su experiencia de vida.
  16. 16.  La situación de la salud mental de los docentes.

17. La relación de la salud de los profesores con el desempeño y los aprendizajes.

  1. 18.  La situación de salud de las maestras (más aún si representan más de los dos tercios de la docencia).
  2. 19.  La relación entre valoración profesional, autoestima, clima del aula liderazgo de los directores, cultura escolar y resultados de las escuelas.
  3. 20.  La violencia en las escuelas y su entorno, percibido como uno de los grandes problemas en la actualidad.
  4. 21.  Los procedimientos de evaluación obligatoria basados en la profesionalización docente y la idoneidad resultan en prácticas institucionales discriminatorias, arbitrarios, abusivos. Mismas que de continuar en la inercia social y tienden a convertirse en la actual reforma educativa, en legales y obligatorios.
  5. 22.  En el estado de Jalisco el nivel preescolar tiene un apoyo no considerado en ningún otro estado de la república, este es el caso de las “Niñeras”, las cuales quedan frente a grupo ante cualquier situación de ausencia de las Educadoras. Éste personal con nombramiento de niñera en muchas de las capacitaciones que se imparten por parte del estado como los son los cursos de formación continua, se les deja fuera de esta posibilidad de preparación profesional aun cuando estén frente a grupo.

23. La profesionalización docente se diseña desde la dimensión político-administrativa; hacen referencia a los aspectos teóricos; se elaboran en torno a los intereses externos; conceptualizan al profesor como mero trasmisor; buscan la implicación del máximo número de profesores; se caracterizan por ser masivos en períodos de tiempo limitado.

24. Existe una tendencia importante en los profesores de educación básica a basar su modelo de enseñanza en el modelo en el que ellos fueron educados y esto no debe ser así, principalmente debido a nuevas necesidades y características de la sociedad en general y de los alumnos en particular.

25. Los maestros experimentan permanentemente una sensación de soledad, situación que aunada a la falta de reconocimiento social, genera una situación de estrés constante que demerita la eficacia de su labor en el aula.

 

En este mismo marco de discusión y reflexión individual, los participantes manifiestan las propuestas que se enuncian:

 

  •  Los puestos Directivos se habían estado convirtiendo en un mérito prejubilatorio o el premio a la perseverancia en la acumulación de constancias, si bien es cierto que el tipo de sistema de promoción para la obtención de puntos refleja responsabilidad, constancia, perseverancia en actualización y formación, es importante que no se diseñe un mecanismo que vuelva a medir lo mismo, sino atender características precisas para un perfil directivo como: Conocimiento sustancial de las políticas públicas y en especial las educativas, dominio de los mecanismos y controles para el rendimiento de cuentas, conocimiento del funcionamiento y estructura de las instituciones educativas, pues esto le permite al individuo en una dirección entender que rol juega el equipo institucional que lidera en el universo educativo, papel social, político, económico y cultural, para poder actuar en el plano de la viabilidad, pero con miras al logro de la calidad. También es fundamental que tenga  liderazgo y capacidad de negociación.
  • Otra característica fundamental para un directivo es la identificación de fortalezas y debilidades de la escuela. Sería importante plantear que quienes ya se encuentren en el puesto, sean diagnosticados y actualizados conforme a sus necesidades para optimizar su función y las del personal académico y administrativo que confluye con él, al ofrecer un servicio educativo que el esfuerzo colaborativo se acerque más a la calidad, e impulsar de esta manera directores capaces de afrontar cambios.
  • Es importante contemplar que para lograr el cambio sustancial en pro del logro de la calidad, las coordinaciones responsables estatales de educación básica, las formadoras de docentes y las responsables de profesionalizar a los docentes en servicio deben trabajar absolutamente articulados, en convenios de vinculación sólidos que les permitan subsanar de manera concreta las deficiencias que se tienen y prevenir la gestación de otras.
  • La profesionalización docente debe basarse en un proceso de formación y reconocimiento académico perfectamente organizado y sustentado.
  • La evaluación magisterial debe partir de las condiciones singulares de los contextos escolares y sociales e ir acompañada de una evaluación y mejora de los ámbitos curriculares, presupuestales, institucionales, normativos y culturales.
  • Debe separarse definitivamente la aspiración docente de la directiva. Para la obtención de un puesto directivo, este no debe tener por lo tanto como referente la obtención de puntos sindicales. Para quienes quieran asumir este perfil, deben hacer carrera estrictamente directiva.
  • Ser sujetos y no solo agentes que reciben una capacitación, lo que implica darnos mayor voz en las decisiones sobre nuestra profesionalización.
  • Preparación de asesores altamente capacitados a los cuales les sea reconocida su habilidad y pericia para trabajar con la profesionalización del docente y, además esta labor les sea remunerada económicamente de manera digna y no como actualmente es remunerada.
  • Cambiar el esquema de la concreción de los cursos de profesionalización; que estos sean impartidos por personal apto y con pericia para trabajar con docentes a la par que a los cursos se les dé el tiempo de impartición y en general la rigurosidad que ameritan; que los cursos sean ofertados y avalados durante todo el ciclo escolar a fin de tener flexibilidad en la ejecución de nuestro trayecto formativo.
  • Al ser sujetos con decisión, permítanos sugerir cursos que apoyen nuestra especialidad, intereses y preparación disciplinar de modo en que se fortalezcan las diferentes modalidades y servicios de apoyo a la educación básica.
  • Consideramos acertado que los buenos resultados sean remunerados y que los malos resultados tengan consecuencias. Sugerimos que los buenos resultados puedan hacerse meritorios no solo de una remuneración salarial, sino de una dignificación de las condiciones e infraestructura de nuestras escuelas así como de una revalorización de nuestra función social. Estamos cansados de ser los malos.
  • Sugerimos que el SPD esté abierto a apoyar e invertir en diferentes sistemas de profesionalización, no únicamente el que el Estado nos brinda, sino que apoye económicamente, al que así se haga meritorio, a una profesionalización universitaria y/o profesional, a fin de enriquecer cada uno de nuestros trayectos formativos.
  • Es de vital importancia que esta condición humana/laboral sea tomada en cuenta ante cualquier tipo de decisiones que afecte la vida de los docentes, por lo que es necesario establecer los mecanismos legales y de protocolos que apoyen a los docentes afectados por situaciones de salud mental.
  • La creación de una Mesa de trabajo en donde participen instituciones involucradas, como Secretaría de Salud, Secretaría del Trabajo, Sindicatos Sección 16 y 47, Sociedad Civil, Congreso,  por supuesto la Secretaría de Educación y otros actores interesados; para la elaboración de propuestas, estrategias, directrices, etc., que generen políticas públicas  para la prevención y atención justa y digna a ésta problemática.
  • Que el Síndrome de Burnout sea tomado en cuenta como una enfermedad laboral para su tipificación y manejo.
  • Creación de un Centro Multidisciplinario y de Atención integral al docente, dentro de la misma Secretaría de Educación Jalisco en donde se ofrezca orientación, asesoría, atención, etc., en salud mental y física, en aspectos jurídicos, laborales, etc.,  que sea el lugar  en donde se realice el proceso de dictaminación en cuanto al estado de  la salud laboral específica de los docentes,  Un espacio para la contención, reflexión de los docentes.
  • Para efectos de  promoción  y permanencia, sugiero que se consoliden en la practica y a cabalidad “los principios de independencia, transparencia, objetividad, pertinencia, diversidad e inclusión“ (INEE publicado  26/02/2013) y que precisamente esa transparencia se traduzca en que cualquier docente, directivo o trabajador que sea sujeto a alguna evaluación con fines de promoción o permanencia en el servicio docente, tenga todo el derecho y el acceso para consultar los resultados de su evaluación, no solo en términos cuantitativos o de calificación, sino que pueda libremente revisar en que partes de cada proceso requiere o no apoyo, esto es, se le permita al mentor ver su examen con los reactivos en los que ha cometido errores y con ello prevalezca la certidumbre.
  • Para las promociones a que tiene derecho un trabajador por derecho escalafonario, son necesarios cambios al sistema escalafonario hoy obsoleto, en el que se le de valor a la reasignación de puntajes en un análisis profundo que entre otras cosas considere mejor a la antigüedad y el uso  de nuevas tecnologías al servicio de la practica educativa , reconsidere puntajes que obstruyan el mercadeo de puntos y vigile y transparente mejor los cambios de adscripción haciendo obligatorio en la praxis  la  vigencia del sistema escalafonario  para los subsistemas federal y estatal.
  • Carrera Magisterial se ha convertido en un obstáculo que somete al individualismo y que debiera homologarse en percepciones salariales con un sueldo inicial equivalente por lo menos a los sueldos y percepciones de quien ostenta la  letra B, y de ahí en adelante continuar con el esquema de promociones en sentido ascendente.
  • Los estímulos y reconocimientos de Carrera Magisterial para el profesional de la educación se otorguen en función de los niveles de avance de los alumnos, resultado de la confrontación entre diagnostico inicial y final ya que asi la evaluación dará cuenta mas de los procesos que de los resultados y recogerá lo mas puntualmente posible  las características de nuestra practica educativa.
  • Los docentes deben ser certificados y actualizados en sus habilidades y competencias. No puede ser que una vez obtenido el título de licenciatura en una escuela normal, permanezcan así el resto de sus vidas, cuando el conocimiento y el avance de las nuevas tecnologías representan ahora un profundo cambio en el estilo de vida.
  • Atender la salud mental de los docentes a través de distintos caminos: técnico profesional, preventivo, y de tratamiento.
  • Que los procesos de formación continua, supervisión, actualización,  e inspección consideren a la persona del docente como el aspecto detonador y articulador.
  • Que la persona del docente, sus derechos laborales, y sus derechos humanos sean los pilares fundantes que acompañen el ser y el hacer educativo.
  • Impulsar en las instancias formadoras de docentes la perspectiva de la formación integral donde la persona del docente sea el foco estratégico y privilegiado del trabajo.
  • Impulsar procesos investigativos cuyo eje, foco y objeto de estudio sea la persona del docente.
  • Instituir e impulsar por expertos estrategias de renovación profesional focalizadas en la persona del docente.
  • Acompañamiento por expertos al docente que este viviendo experiencias traumáticas relacionadas con el ejercicio de su práctica profesional y obstruyen su desempeño laboral.
  • Servicio de atención psicoterapéutica para docentes por profesionales altamente capacitados.
  • La permanencia como preparación docente, no como coerción.
  • Que la Permanencia dentro de la ley secundaria de educación se asuma como el estar dentro de un nivel docente determinado nada más, en donde al docente se le de preparación y asesoría sobre los temas en donde se tienen carencias sin que esta palabra de permanencia implique su despido, sino su fortalecimiento laboral para de ésta forma realizar un proceso evaluativo coherente con el entorno educativo, en donde ahora ya no se reprueba al alumno, si no que se ven sus áreas de oportunidad, si hablamos de calidad hagamos procesos educativos cualitativos.
  • Requisitos indispensables para el ejercicio de la profesión docente:

a)    Inclinación natural para dedicarse a la actividad profesional de enseñar con entusiasmo, compromiso y confianza en el poder de la educación, dedicación especial y de servicio hacia los demás. (Vocación).

b)    Formación profesional científica y técnica adecuada. (Competencias docentes).

c)    Actitud de apertura, servicio a la comunidad y trabajo en equipo.

d)    Dedicación suficiente a la profesión, procurando tener calidad en sus saberes.

e)    Conocimiento de los deberes y derechos éticos de la profesión.

  • Desarrollar como línea de profesionalización docente, la formación socioafectiva de los educadores, tanto en los profesores en formación inicial como en servicio. Se pretende su desarrollo desde una perspectiva sistémica centrada en la persona, con un enfoque ético. Desde una metodología activa, vivenciada y socioafectiva, cuyos ejes formativos básicos, serían la formación teórica y formación personal vivenciada.
  • Asignar personas capacitadas para impartir los cursos de formación continua.
  • Ampliar la estrategia de capacitación con foros que permitan tener diferentes formas de información.
  • Capacitar al personal de apoyo (niñeras) en el nivel preescolar de manera obligatoria en los cursos ofertados por parte de la Secretaria de Educación.
  • La idoneidad de directivos y docentes sea determinada por los grupos, comunidades y planteles específicos donde tienen efecto la actividades de la práctica educativa de los docentes y directivos; que la evaluación aunque sea obligatoria este de acuerdo y en corresponsabilidad con la comunidad de padres de familia, alumnos, docentes, directivos y comunidad de impacto donde se desarrollan las respectivas prácticas educativas.
  • Que los procesos de evaluación que al ser obligatorios y vinculados a la calidad educativa no se conviertan en dinámicas de control político, representatividad, exclusión  y violencia simbólica y social.
  • Establecer idoneidad docente bajo modos de participación comunitaria, ciudadana, de maestros, padres de familia, etc.
  • Para la permanencia laboral, se propone una profesionalización docente que resguarde los derechos laborales adquiridos de todo trabajador del sistema educativo. Bajo los siguientes aspectos; primero, reconociendo que el articulo 14 de nuestra Constitución Mexicana señala que ninguna Ley es retroactiva en nuestro país. Por lo tanto no se deberá condicionar el empleo adquirido y aún más visionariamente, ni de aquellos que se incorporen al trabajo docente, puesto que la profesionalización se adquiere con el logro de un título normativo, avalado y autorizado por la autoridad competente y reforzada aún más por la capacitación de los trayectos continuos de formación a los cuales no se opone el trabajador, reconociendo que le son muy útiles para el proceso de enseñanza-aprendizaje, los cuales podrían implementarse de manera sistemática y de carácter universal, en los cuales participen obligadamente todos los maestros, directores, supervisores, jefes de sector y demás trabajadores de la secretaria de educación pública bajo la calendarización de las necesidades detectadas en un diagnóstico y los mismos sean impartidos por catedráticos de alto reconocimiento y trayectoria nacional e internacional.
  • En la medida que la Secretaria de Educación Pública subsidie maestrías y doctorados para quienes desempeñan la labor docente, irá obteniendo mejores resultados educativos, porque si bien es cierto que el docente es un elemento central para que el alumno aprenda también debe exigírsele bajo la responsabilidad que ello conlleva, que es su capacitación y actualización para todos en dichos grados de estudios, actualmente los maestros destinan gran parte de sus salarios para hacerse acreedores esos grados académicos, que sin duda hay muchos de ellos que lo hacen con el firme compromiso de ser mejores educadores.
  • La Escuela para Padres tenga rango constitucional donde se tenga certeza jurídica al padre de familia que podrá asistir a reuniones bimestrales para fortalecer su misión como padres y no tema de descuentos o represalias.
  • Quien logre grados académicos de maestría y doctorado automáticamente pase de letra en carrera magisterial, y aún más la conserve, sin refrendo si logra porcentajes mayores a 90 %  de la evaluación global.
  • Distribución distrital y equitativa de los alumnos en los centros escolares que se vea palpable en ambos turnos; matutino y vespertino para contrarrestar grupos con exceso alumnado en un solo turno.
  • En caso extremo de la reubicación de un docente sea bajo las siguientes condiciones, la primera, que labore las horas extra clases en la ampliación de las escuelas de tiempo completo, desarrollándose los trabajos en el mismo centro de trabajo donde se labora.
  • Se enaltezca y se priorice la labor pedagógica en quienes trabajen frente a grupo  y se erradique toda cuestión administrativa, logrando con ello la dedicación plena del maestro en el binomio enseñanza-aprendizaje.
  • Que el estado, que cada vez cobra más impuestos, sostenga completamente las escuelas para que ningún padre de familia tenga que preocuparse de desgastar más su ya de por si bajo sueldo.  Que se nos provea a las maestras y maestros de todo lo necesario para llevar a cabo nuestra labor con alegría y percepción de avance real en las condiciones de vida de las familias, cosa que influye definitivamente en el logro educativo.
  • Que lejos de despedir a los maestros se tomen en cuenta sus fortalezas y sus debilidades académicas para fortalecerlos y darles todo el apoyo necesario para que la profesión docente sea, además de noble, un medio para alcanzar nuestras más altas aspiraciones.
  • Que resulta necesario establecer las líneas de comunicación necesarias para que los diferentes implicados en el proceso educativo puedan trabajar en colaboración para solucionar las problemáticas escolares y disminuir la brecha que existe actualmente entre escuela, comunidad y padres de familia, a fin de recuperar el reconocimiento social de los profesores de este país, redundando en la formación de nuevos ciudadanos educados en la justicia, la democracia y la dignidad.
  • Establecer un modelo de certificación docente (empatado a carrera magisterial) donde se garantice que será informado de los contenidos, habilidades y destrezas a evaluar, tiempos, formas, horarios. Dicho modelo debe garantizar la información diagnóstica para la mejora de la apropiación de contenidos, desarrollo de habilidades e implementación de procesos del evaluado.
  • A partir de los resultados del diagnóstico, establecer servicios de capacitación,  que propicien mejora en los procesos del profesional de la educación.
  • El Servicio de Capacitaciones deben ser sistemático, dentro del periodo del ciclo escolar de tal situación que pueda recibir la información teórica y contrastarlo con la práctica educativa, de manera que el docente pueda retroalimentar y visualizar la transformación de su práctica a través del impacto con los alumnos.
  • El servicio de actualización y capacitación, debe impartirse de manera directa por los expertos, Asesores Técnico Pedagógicos, especialistas en atención a los adultos, no a la reproducción en cascada.
  • Los cursos estén diseñados ex profeso a las necesidades del nivel educativo del maestro y más específico a sus necesidades diagnosticadas a través de mecanismos de evaluación confiables. Últimamente se ofrecen un sinnúmero de cursos pero que no impactan en las necesidades pedagógicas del docente.
  • Realizar seguimiento y evaluación del impacto de los cursos a través de los aprendizajes de los alumnos y la gestión de las escuelas. Los mecanismos de evaluación deben ir más allá de una prueba objetiva, es necesario que el Servicio de Asesoría Técnico Pedagógica funcione haciendo registros de observación y acompañamientos a los maestros de las escuelas, además del directivo escolar, siempre alienta y motiva la asesoría externa y especial de los ATPs, y sobre todo se manifiesta información confiable y real.
  • Es necesario considerar una serie de tensiones en cualquier intento que se haga por avanzar en la elaboración de proyectos pedagógicos de formación docente y con ello superar las visiones que han prevalecido en los modelos de formación, pero sobre todo en los resultados que hoy por hoy muestran la existencia de brechas importantes con respecto a los ideales que abandera la reforma:

1)    Entre la teoría y la práctica. En las propuestas de formación existen dos tendencias básicas, la primera muestra una ausencia o una limitada presencia teórica mientras que la segunda, reviste importancia a los teóricos y no a la experiencia “práctica” de los profesionales de la educación;  al dar mayor peso a  la teoría se espera que mediante operaciones diversas se “descienda” a la práctica.

2)    Lo objetivo y lo subjetivo. Olvidar el gran peso que tiene la biografía personal y profesional de los profesores en la lectura e interpretación de las teorías explicativas “externas” ha traído consecuencias importantes, entre ellas el fracaso de las grandes reformas que se impulsan desde distintas  dimensiones educativas.

3)    Profesor idealizado –profesor real. Pensar modelos de formación para que un profesor “sin historia” en su categoría de idealizada  lo concrete es un desacierto que explica los reveses de todo esfuerzo por lograr  cambios. Los diseñadores, al no tomar en cuenta la fuerte influencia de los depósitos de sentido educativo de los profesores de carne y hueso en el proceso formativo, contribuyen a que el desfase entre teoría y práctica siga a perpetuidad.

4)    Entre la producción y el consumismo. los docentes se convierten en poco más que receptores de hechos pre digeridos,  es decir, en consumidores pasivos y no en el agente estratégico que cuando menos la política educativa así retrata.

5)    Exclusión-inclusión. “Excluir” al profesor de la fase curricular en donde se construyen los marcos que fundamenten y orienten el cambio educativo para después “incluirlo” en las distintas fases de operación, lleva a la dificultad y al fracaso.

6)    Imposición – disposición. Entre la imposición externa para que el docente asuma como suyos los principios del cambio educativo, implica que sin o con formación ejercerá su docencia sin coincidencia con los fundamentos de los nuevos proyectos educativos.

7)    El individuo y el grupo. Los contextos institucionales marcan al docente una ruta donde desarrolla débiles lazos con sus compañeros, lo que cual requiere, desarrollar una nueva cultura de la cooperación.

8)    Tiempo del mundo-tiempo del aprendizaje. Cambiar los modos habituales y familiares de hacer docencia implica tiempo. La prontitud con la que se exige el cambio genera desinterés, frustración, simulación, resignación o hasta rechazo en el docente cuya coordenada cognoscitiva se encuentra muy lejana a las que se señala  el  discurso del cambio educativo.

9)    Expansión y el límite. Al adquirir mayores niveles de claridad en torno a los fundamentos del cambio educativo, las posibilidades de concretarlo en la práctica aumentan. Sin embargo, esa posibilidad de concreción puede verse limitada por las condiciones estructurales y administrativas de las instituciones entre ellas; multiplicidad de tareas, número de alumnos por grupo, escasez de materiales y participación en comisiones.

10)  Homogéneo-heterogéneo. Los sistemas y procesos educativos han visualizado los problemas que enfrenta el profesorado como asuntos genéricos, uniformes y estándares, con esa generalidad los expertos proponen soluciones homogéneas. Atender la diversidad como punto de partida, abre nuevas posibilidades para entender los cambios educativos desde otras perspectivas más incluyentes y equitativas.

Finalmente, se enfatiza el resguardo y respeto de estos derechos:

PRIMERO. Respeto a los acuerdos signados por México internacionalmente referente a las relaciones laborales establecidas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT), artículo 1° Constitucional.

SEGUNDO. Respeto a la figura del nombramiento y plaza base, como sustento laboral, no dependiente del cambio de políticas públicas o de Gabinete, tal como está establecido en la Ley General de Trabajo, Ley para los Servidores Públicos del Estado de Jalisco, en los artículos 1 al  13, así como del 16 al 18 que describen los conceptos sobre el tema, la Ley Estatal de Educación y Condiciones Generales de Trabajo de los Trabajadores de la Secretaría de Educación Jalisco.

 

TERCERO. Respeto y seguimiento de los acuerdos establecidos en donde se obliga a las autoridades a escuchar a través de sus representantes a nivel nacional sean del SNTE o de las aportaciones a los planteamientos de Reforma.

 

CUARTO. Establecimiento de acuerdos en los cuales por orden de jerarquías desde el Ejecutivo hasta los medios de comunicación, dejen de hacer Mobbing contra la imagen social del maestro.

 

QUINTO. La aplicación de sanciones y el retiro de nombramiento a los maestros coludidos con el crimen, acosadores sexuales o violentos, de los cuales exista justo procedimiento ante el Ministerio Público, porque estamos conscientes que los hay, pero resulta que son los que más palancas tienen y menos problemas con su estancia y promoción en el Sistema de Educación.

 

SEXTO. A través de los Consejos de Participación Social en Educación puedan dictaminar los casos de niños violentos y en situaciones de abandono educativo para que los tutores otorguen el apoyo requerido por sus hijos y asistan a Escuela para Padres como condición de permanencia en un centro educativo determinado.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s